Fisura labio palatina

QUE ES LA FISURA LABIO PALATINA?

Fisura o hendidura, es una abertura o separación que puede afectar el labio (Labio fisurado o labio Leporino), el paladar (Paladar fisurado o paladar Hendido) o ambos (Labio y Paladar Fisurado) y es una malformación congénita (de nacimiento), que ocurre durante los 3 primeros meses del embarazo, cuando en el feto se esta formando la cara, se origina por falta de unión de los centros de crecimiento que la van a formar.

La causa no se conoce con exactitud, pero lo más probable es que sea una combinación de múltiples factores, algunos hereditarios (genes) y otros ambientales (uso de fármacos, tabaco, drogas en el embarazo, desnutrición de la madre, stress de la madre) IMPLICANCIAS INHERENTES A LAS FISURAS LABIOPALATINAS

Como toda malformación tiene una serie de implicancias que se pueden agrupar en:

a. Aspecto estético: Se altera la apariencia física y anatómica de los órganos afectados. Lo más común es el aplanamiento lateral de la cara y una protusión del maxilar superior.

b. Aspecto funcional:

Dificultades nutricionales: Por la dificultad de succión del bebé, sumada a la desorientación de los padres;

Eficiencia masticatoria reducida;

Problemas odontológicos y auditivos: Reducción en la agudeza auditiva en el 50% de fisurados;

Disturbios en el habla y voz.

c.Aspecto Emocional: Por estar el entorno del fisurado saturado de fuertes emociones, debido al impacto que la malformación crea en los padres, es característica la inhibición sumada a un elevado grado de insatisfacción y ansiedad.

Los niños con fisura deben pasar por una o más operaciones y tratamientos de rehabilitación para lograr su desarrollo integral. Ello significa un alto costo monetario para la familia además del desgaste físico y emocional.

En Perú, el índice de niños nacidos con fisura es de 1 por cada 620 nacidos, siendo uno de los más altos del continente. Así, cada año nacen alrededor de 700 niños con algún tipo de fisura oral.

De las distintas fisuras catalogadas, encontramos que la fisura labio-palatina se presenta con mayor frecuencia (58.38%), seguida de fisura labial (34.72%) y fisura palatina (7.11%).

La evaluación integral por un equipo de especialistas de diversas profesiones para que planifiquen el tratamiento adecuado.

La alimentación debe ser balanceada, incluyendo el consumo de leche, verduras y fruta.

La higiene bucal es muy importante en el niño desde que nace. Cuando aparecen los dientes debe cepillarse después de cada comida, especialmente en las noches antes de dormir.

Estar pendiente de la aplicación y asistencia a las terapias necesarias para la rehabilitación.

Corregir el habla, evitándolo hacerlo frente a personas extrañas, para que el niño no se sienta mal por su problema.

Cuando el niño asiste a la escuela, debe estar ubicado cerca del profesor para que no tenga problemas en escuchar y pueda tener un mejor desempeño.

Preocupación diaria por los avances donde cada logro debe ser muy valorado.

Tanto los padres como el profesor deben apoyar y mantenerse informados sobre los progresos en el tratamiento de rehabilitación.

Sobre todo, EL NIÑO DEBE SER AMADO. La manifestación del amor es la preocupación pero no la sobreprotección. Aceptar su realidad y no negarla va a ayudar a reconciliarse y a vivir en armonía con las demás personas, con su entorno y con Dios.

¿QUÉ PUEDO HACER CON MI HIJO QUE NACIÓ CON FISURA LABIOPALATINA?

Piensa en primer lugar que tu hijo necesita de tu amor y de tus atenciones. Al nacer con fisura labiopalatina va a necesitar algunos cuidados de un equipo de especialistas de la salud, quienes lo evaluarán y te orientarán acerca del tratamiento a seguir conforme va creciendo.

¿QUÉ ES LA FISURA LABIOPALATINA?

Es una malformación de nacimiento que se produce por la falta de unión del labio y/o paladar. Durante los 3 primeros meses de embarazo, cuando se está formando la cara del feto.

La fisura es una abertura o separación que puede afectar al labio y/o paladar.

Cuando afecta el labio: se le conoce como labio fisurado, también es conocido como labio leporino.

Cuando afecta el paladar: se le denomina paladar fisurado o paladar hendido.

Cuando afecta al labio y paladar: se le denomina fisura labiopalatina.

¿POR QUÉ SE PRODUCE ESTA MALFORMACIÓN CONGÉNITA?

Hasta el momento las investigaciones científicas no han determinado cuál es la causa con exactitud, pero lo más probable es que sea una combinación de múltiples factores:

Factores hereditarios: presente en los genes de los padres.

Factores ambientales: uso de algunos fármacos, drogas en el embarazo, desnutrición y/o estrés de la madre, exposición a radiación, falta de ácido fólico en la madre.

Combinación de los dos anteriores.

¿ES NECESARIO OPERAR INMEDIATAMENTE DESPUÉS DEL NACIMIENTO?

No, porque estas fisuras no ponen en peligro la vida del recién nacido. Aunque el bebé fisurado tiene dificultades para alimentarse y respirar, con paciencia y ayudándolo con posturas adecuadas logrará hacerlo.

Es mejor esperar un tiempo para darles oportunidad de crecer y prepararlos para enfrentar la cirugía en las mejores condiciones posibles.

Cualquier cirugía que se haga en un recién nacido, siempre implica mayor riesgo de complicaciones para la vida del niño.

¿CÓMO ALIMENTAR AL BEBÉ CON FISURA LABIOPALATINA?

En los primeros 6 meses de vida se le debe dar leche materna directamente del seno de la madre o a través de una mamadera. En caso de que la madre no tenga leche se recomienda usar leche maternizada.

La fisura en el labio y/o paladar no interfiere en que el bebé lacte directamente del seno materno, por eso es importante que la madre acuda a un especialista para que la oriente.

Entre las posiciones más recomendables están la de semi sentado y la postura vertical.

Colocar al niño sentado en las piernas de la madre, frente a ella; esta postura ayuda a que la leche corra fácilmente por la boca del niño y no se ahogué. De ser necesario colocar una almohada para ayudar a que el bebé esté al nivel del pecho materno.

Se recomienda que también el padre ayude a dar el biberón, esto permite dar tranquilidad al padre y al bebé. En estos casos es preferible dar la leche extraída de la madre, para lo cual existe una gran variedad de chupones ortopédicos que facilitan la lactancia.

¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA OPERAR UNA FISURA?

El labio: aproximadamente a los 3 meses de edad, porque es el momento más seguro y los resultados estéticos y funcionales son mejores que cuando se opera antes de este tiempo. Es necesario que el bebé tenga por lo menos 5 kilos de peso, más de 10 g % de hemoglobina, que esté bien nutrido y con buena salud.

El paladar: a partir de los 9 meses de edad y que el bebé tenga un peso mayor de 8 kilos, más de 12 g % de hemoglobina, que esté sano y bien nutrido.

En algunos casos es necesario postergar la operación a fin de que el niño reciba tratamientos apropiados que preparen su paladar y faciliten la cirugía.

¿A DÓNDE PODEMOS ACUDIR CUANDO NACE UN NIÑO CON FISURA LABIOPALATINA?

Puedes llevarlo a ARMONIZAR, que es una asociación de profesionales de diferentes especialidades, que brindan una atención integral y especializada a personas nacidas con esta malformación.

¿QUÉ SERVICIOS BRINDA ARMONIZAR?

Luego de una evaluación integral, realizada por los especialistas, ofrecemos para el niño un tratamiento en el que las atenciones médicas y terapias responden a sus necesidades. El tratamiento que brindamos busca la rehabilitación integral a través de las siguientes especialidades:

Aprendizaje

Nutrición

Odontología

Ortodoncia

Otorrinolaringología

Pediatría

Psicología

Servicio social

Terapia física

Terapia de lenguaje, habla y voz

Canalización a operaciones